Terapia de Aceptación y Compromiso ACT. Madrid

La Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT)  

  es una nueva terapia psicológica que está ofreciendo una nueva perspectiva desde la que  abordar los problemas psicológicos y los trastornos mentales.  ACT es una terapia orientada a  los valores y sostiene filosofías de vida relacionadas con la aceptación psicológica que coinciden con las expuestas desde otras culturas y acercamientos terapéuticos,  sin embargo la evidencia científica en la que se basa está consiguiendo explicar y comprender mejor la condición humana.


ACT DESDE LA BASE

ACT sostiene que el sufrimiento humano forma parte de la vida, es inherente a la condición humana.

Este hecho conlleva aceptar las condiciones inherentes al hecho de ser seres verbales y, por tanto, que han aprendido a pensar, sentir, recordar, etc. Estas habilidades, que nos han permitido evolucionar como especie, implican asumir sus dos caras: por un lado, el poder disfrutar al recordar hechos pasados, y por otro lado, el también ineludible hecho de sentirnos mal al recordar hechos pasados…

Esto es, ser seres verbales implica que tenemos la capacidad de sufrir, por ejemplo, al echar la vista atrás, o imaginar sucesos desagradables, al comparar lo que quisiéramos haber obtenido y lo que tenemos, al compararnos con otros, etc. Sufrimiento por no querer sentirnos mal, por los pensamientos y sentimientos recurrentes que sobrevienen y que no deseamos…

ACT sostiene que la cultura enseña a considerar que el malestar es un problema a solucionar y, por tanto, enseña muchos modos para evitarlo y eludirlo. Sin embargo, centrar la vida en eliminar el malestar, los pensamientos y recuerdos molestos se ha comprobado que produce un efecto contraproducente.

Paradójicamente, lo que no se quiere no sólo no se consigue eliminar sino que genera un efecto boomerang, se hace más presente y se extiende. La constante lucha por la inmediata eliminación del malestar como requisito para vivir, no sólo lo extiende sino que provoca un alejamiento de la persona de aquello que, finalmente, es importante. Siendo así, la vida queda reducida a acciones dirigidas a una lucha constante contra el malestar, contra los miedos, contra las sensaciones y recuerdos desagradables, etc.; en lugar de una vida dirigida a vivir plenamente y con sentido personal.


ACT DESDE LA TEORÍA

ACT se asienta en el contextualismo funcional que conecta con el conductismo radical y el interconductismo, en tanto que sostiene que cualquier evento debe interpretarse como un acto inseparable de sus contextos actual e histórico. Así es determinante el análisis de las funciones del comportamiento humano, en general, y de los trastornos psicológicos, en particular, a fin de entender su génesis, su persistencia y extensión.

El análisis funcional tiene una amplia base experimental, y el análisis funcional del lenguaje y la cognición han dejado huella a partir de las investigaciones en las últimas dos décadas sobre emergencia de nuevos comportamientos y comportamiento relacional, y derivación de funciones psicológicas.

La teoría que integra estos hallazgos es la Teoría del Marco Relacional y los frutos que están emergiendo son esenciales para comprender la condición humana. En el ámbito de la psicopatología, esta investigación ha permitido aislar el concepto de Trastorno de Evitación Experiencial (TEE) como un patrón troncal a la mayoría de los trastornos mentales típicamente diferenciados en los sistemas actuales de clasificación.

El Trastorno de Evitación Experiencial (TEE) o Evitación Experiencial Destructivasería un modo rígido de regulación de la vida que finalmente resulta ir «contra la vida». La persona concibe que para poder vivir es necesario estar libre de malestar, y cuando dicho malestar sobreviene la persona actúa fusionada a éste y sistemáticamente se dirige a evitar y escapar de él. Sin embargo, el problema surge cuando el resultado de tal estrategia es paradójico, en tanto a que, a la larga, lo que se pretende evitar, se amplía y fortalece mientras que la vida se hace cada vez más pobre.

La Evitación Experiencial Destructiva estaría definiendo la base de numerosos trastornos con distinta sintomatología. Por ejemplo, cuando una persona con obsesiones se empeña en eliminar sus pensamientos, alguien con problemas de ansiedad intenta a toda costa controlar dicha ansiedad, alguien que vivió experiencias traumáticas intenta todo el tiempo olvidar y no experimentar los recuerdos de lo vivido, o un individuo con problemas de erección se enzarza en una lucha por conseguir dicha erección y evitar perderla, etc.


ACT DESDE LA EVIDENCIA

ACT se caracteriza por estar basada en un amplio programa de investigación a nivel básico sobre los procesos del lenguaje y la cognición que «enredan» al ser humano en el sufrimiento y generan problemas psicológicos. Es un programa en curso, aunque actualmente se dispone de numerosos estudios empíricos que sustentan el análisis psicopatológico, los métodos clínicos y los procesos de cambio potenciados en ACT.

Investigaciones aplicadas avalan la eficacia de ACT en la solución de diferentes problemas como los trastornos de ansiedad, depresión, estrés, adicciones, síntomas psicóticos, control de impulsos, dolor crónico, problemas de pareja, disfunciones sexuales, así como la prevención del burnout, en la mejora del rendimiento y motivación laboral, cambio de actitudes y prejuicios, potenciación de capacidades intelectuales, entre otros.


 

Enlace web: Qué es ACT. Qué es la terapia contextual.

 

Contenido seleccionado por Carlos Torrico Psicologo Leganes Madrid España para ePsicologia.eu

Publicado en Sin categoría y etiquetado , , , , , , , , , , .